Clínicas dentales en Granada

Mejores clínicas dentales en Granada ¿Cómo elegir?

clinicas dentales en granadaA la hora de optar por una de las mejores clínicas dentales en Granada, hemos de tener en cuenta que el odontólogo que nos atienda debe tener una formación completa y de calidad, avalada por una cualificación en su área por un título de máster o postgrado

En la actualidad ir al dentista en cualquiera de las clínicas dentales en Granada, no es algo esporádico, sino una práctica habitual necesaria para mantener una buena salud buco dental. Para ello contamos con los servicios que nos ofrecen las diferentes clínicas dentales presentes en la ciudad. Todas ellas, pueden adaptarse a nuestras necesidades, ya que están atendidas por profesionales cuyo objetivo, sin duda, es practicar una asistencia de calidad.

Habitualmente solemos elegir una clínica dental cercana a nuestro domicilio o lugar de trabajo, o bien, que nos suene por su promoción publicitaria. En un primer momento podemos pedir información sobre una clínica concreta a amigos o familiares que vayan a ella, ya que nos darán información de primera mano sobre los profesionales que la atienden, el trato recibido, el compromiso con la salud bucal de los pacientes, si dispone de dentistas específicos para cada tratamiento, si utiliza tecnología punta, etc. Esto no es suficiente para hacer una correcta elección que se adapte a nuestras necesidades y preferencias, pues para elegir con criterio una buena clínica dental debemos tener en cuenta una serie de factores que serán los que nos hagan decidirnos por una clínica u otra.

Consejos al elegir entre las mejores clínicas dentales en Granada: María López Gollonet es la mejor opción

Todos ellos son importantes pero comenzaremos por la profesionalidad del equipo que atiende la clínica. El odontólogo que nos atienda debe tener una formación completa y de calidad, avalada por una cualificación en su área por un título de máster o postgrado, ya que así podrá realizar un diagnostico completo y planificar de forma correcta el tratamiento necesario en cada caso. Igualmente debe estar colegiado y tener a disposición de los pacientes que lo requieran su número de colegiado, ya el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos es quien certifica que puedan ejercer la profesión.

También es importante que el personal que trabaja en la clínica dental, sea higienista dental o auxiliar de clínica. Los higienistas son profesionales sanitarios que trabajan la salud oral junto al dentista y están capacitados para trabajar directamente en la boca del paciente. Los auxiliares actúan como ayudantes del dentista.

Mejores clinicas dentales en granadaContinuamos por la importancia de la prevención. Una buena clínica dental debe estar comprometida con la salud de sus pacientes y debe tener como prioridad la prevención para el mantenimiento de su salud dental; para ello es importante que se les asesore, con el fin de evitar que lleguen producirse problemas mayores y evitar de esta forma intervenciones costosas. Con este fin el dentista debe hacer recomendaciones que nos ayuden a mantener una buena salud bucal entre las que destacamos el mantenimiento de una buena higiene dental y la realización de revisiones regulares, entre otras.

Junto a ello es fundamental el buen trato al paciente, aspecto fundamental en la atención bucodental, el cual es indicativo de la calidad de la asistencia y por tanto de una buena clínica. El dentista debe informar y responder con interés y amabilidad todas las dudas que tenga el paciente, hasta que se quede tranquilo y entienda todo lo que necesita para gozar de una buena salud bucodental. El personal de la clínica también debe tener un comportamiento amable, cercano y respetuoso con la confianza que los pacientes han depositado en ellos para el mantenimiento de su salud dental. Tanto el dentista, como el resto del personal, debe desarrollar su trabajo sobre protocolos y proceso que garanticen la máxima calidad asistencial.

Una buena clínica dental debe tener dentistas específicos para cada tratamiento. En la actualidad los tratamiento de odontología son cada día más variado y complejos. Aunque la titulación oficial en España es única (Odontología) y permite realizar tratamientos de todas las áreas, son muchos los odontólogos que se han formado de forma especifica en los diferentes tratamientos a través de máster o cursos de postgrado. Una buena clínica dental debe contar con profesionales formados e especificamente en las diferentes áreas (endodoncia, implantología, ortodoncia,…) para poder atender de forma integral a los pacientes.

También es importante ofrecer al paciente una información completa sobre el tratamiento que se le va a practicar. Antes de iniciar un tratamiento, en una buena clínica dental se le dará al paciente una información clara y completa sobre su diagnóstico, así como sobre el plan de tratamiento a seguir, en el que se indique que se le va a hacer, la duración del tratamiento, las pruebas necesarias, así como, todo lo necesario para su mantenimiento. Se debe explicar también las condiciones del tratamiento antes de realizarlo y las alternativas posibles, si es que las hubiera.

Junto a los factores mencionados es importante la cercanía, accesibilidad y flexibilidad horaria. Ya hemos señalado con anterioridad que uno de los motivos que nos llevan en un primer momento a elegir una alguna de las clínicas dentales en Granada es su proximidad a la residencia o lugar de trabajo. Junto con ello hay que resaltar que esta cercanía no solo es importante por la comodidad, sino porque algunos tratamientos necesitan varias citas, o pueden alargarse en el tiempo y la cercanía facilita las revisiones posteriores. La flexibilidad de los horarios también es importante para poder adecuarse a las posibilidades horarias de los pacientes.

Otro indicador de una buena clínica dental es la presencia en ella de la tecnología y la innovación. Una clínica con un equipamiento de calidad y de tecnología avanzada facilita que el dentista lleve a cabo los tratamientos con las mejores condiciones de calidad, incorporando la ventajas de los últimos avancen en odontología y estética dental y con la máxima comodidad para los pacientes. A esto se une la utilización de materiales de calidad.

En una buena clínica dental los materiales empleados en diferentes tratamientos, así como, los materiales de prótesis usados por los laboratorios, deben ser de máxima calidad y haber superado los estándares de calidad. La pagina Web y su presencia en redes sociales nos hablará de que es una clínica moderna, que facilita información sobre ofertas y tratamientos.

Una buena clínica dental también cuando presente un presupuesto debe hacerlo de forma completa incluyendo el importe total del tratamiento y que no obligue a realizar un pago por adelantado en el caso de tratamientos de larga duración. Que pueda ir pagando según se vaya realizando el tratamiento es una comodidad para el paciente, ya que paga por lo que le va haciendo y no al revés. Los profesionales de la clínica deben dedicar el tiempo necesario para explicar el presupuesto de manera clara y entendible para que no se tengan dudas y además dar al paciente facilidades de pago, ya que algunos tratamientos odontológicos, sobre todo los técnicamente más complejos, tienen un coste alto. Para poder facilitar y hacer asequible los diferentes tratamientos a la economías de los pacientes, una buena clínica debe ofrecerles financiación, ya sea privada, o acudiendo a una entidad externa con la que tenga convenio.

Para finalizar decir que una vez hecha la elección entre las clínicas dentales en Granada, es conveniente visitar la clínica, pues sus instalaciones nos acabarán de dar los últimos datos que necesitamos para saber que hemos hecho una buena elección, con el objetivo de gozar y mantener una buena salud buco dental.